Hotelnet.com.es

Hoteles en PARAGUAY

Directorio de hoteles por provincias


Seleccione la provincia:




Hoteles recomendados en PARAGUAY


Para el río homónimo véase Río Paraguay.
República del Paraguay
Tetã Paraguái
Bandera de Paraguay Escudo de Paraguay
Bandera Escudo
Lema: Paz y Justicia
Himno nacional: Paraguayos, República o Muerte
 
Situación de Paraguay
 
Capital
 ? Población
 ? Coordenadas
Asunción
1.582.559 (2005)
25°16? S 57°40? O
Ciudad más poblada Asunción
Idiomas oficiales Castellano, Guaraní
Forma de gobierno República democrática
Presidente
Vicepresidente
Nicanor Duarte Frutos
Luis A. Castiglioni Soria
Independencia
 ? Fecha
De España
14 de mayo de 1811
Superficie
 ? Total
 ? % agua
Fronteras
Costas
Puesto 59º
406.752 km2
2,3%
3.920 km
No tiene
Población
 ? Total
 ? Densidad
Puesto 100º
6.347.884 (2005 est.)
14 hab/km2
PIB (nominal)
 ? Total (2006)
 ? PIB per cápita
Puesto 114º
US$ 8.773 millones
US$ 1.483 (2006)
PIB (PPA)
 ? Total (2006)
 ? PIB per cápita
Puesto 97º
US$ 31.213 millones
US$ 5.277 (2006)
IDH (2006) 0,757 (91º) ? medio
Moneda Guaraní (PYG)
Gentilicio Paraguayo, -a
Huso horario
 ? en verano
UTC-4
UTC-3
Dominio Internet .py
Prefijo telefónico +595
Prefijo radiofónico ZPA-ZPZ
Código ISO 600 / PRY / PY
Miembro de: ONU, OEA, CSN, Mercosur
Todos los países del mundo

Paraguay ?  es un país ubicado en el corazón de América del Sur divido por el Río Paraguay en dos regiones; Oriental y Occidental o Chaco. Comparte con Bolivia, en América, la condición de no tener costas marítimas. Su nombre oficial es República del Paraguay y su capital es la ciudad de Asunción.

Limita al sur y sudoeste con Argentina, al este con Brasil y al noroeste con Bolivia. La bandera paraguaya se destaca por poseer un diseño ligeramente diferente sobre el revés.

Tabla de contenidos

[editar] Etimología del topónimo

Si bien es difícil realizar una traducción del guarani lo más probable es que Paraguay signifique «aguas del mar»: pará (mar) guá (denota origen), ý (agua), podría considerarse entonces que Paraguay significa «Agua que viene del mar», aquí quizás "mar" aludiendo al Gran Pantanal.

[editar] Historia

Artículo principal: Historia de Paraguay

[editar] Época precolombina

A la llegada de los conquistadores europeos (en especial españoles) el territorio del Paraguay Oriental, es decir el área ubicada entre el río Paraná al este y el río Paraguay al oeste, se encontraba habitado por diversas etnias indoamericanas que se encontraban en estado de guerra entre ellas; estas etnias pertenecían a tres conjuntos diferentes: los pámpidos, los lágidos y los amazónidos. Aún no se sabe si los lágidos fueron los primeros en ocupar el territorio, o si fueron precedidos por los pámpidos. Lo documentado es que hacia el siglo XV los amazónidos avá conocidos comúnmente como guaraníes lograron avanzar desde el norte y el este merced a su superioridad numérica y a la posesión de una cultura material más desarrollada ya que practicaban la horticultura de mandioca, maíz y maní. La práctica de una agricultura de roza les permitía excedentes como para mantener a una población en continuo aumento demográfico que requería de nuevos territorios.

Ante los avá o "guaraníes" se encontraban las etnias cazadoras-recolectoras de los "?es" o lágidos (por ejemplo los asé-guajakí) y las de los pámpidos destacándose entre este segundo conjunto las etnias llamadas por los guaraníes: agaces y pajaguás. Merced a su organización económica básica y a su demografía los "guaraníes" llegaron a organizarse cuasiestatalmente con jefes llamados mburuvichá.

El primer encuentro documentado de los "guaraníes" con los europeos es el de Aleixo García, explorador portugués, que participó en varias expediciones a América del Sur con la flota española, que tras haber naufragado en la isla de Santa Catarina en 1525, lideró antes de 1533 a un fuerte contingente de "guaraníes" que, remontando aproximadamente el curso del río Pilcomayo llegó a las fronteras del Tawantinsuyu, de esta expedición es que surgiría en el Chaco Boreal la etnia mixogénica, con predominio guaraní llamada despectivamente por los quechuas: "chiriguanos". Así las alianzas (casi siempre asimétricas) entre "guaraníes" y españoles proliferaron en oposición a otras etnias, principalmente contra las de los llamados peyorativamente "guaicurús" y "mbyás" entre los que se contaban los "agaces" y los "pajaguás" que padecieron un pronto etnocidio.

[editar] Época colonial

Artículos principales: Gobernación del Río de la Plata y del Paraguay, Gobernación del Paraguay, y Intendencia del Paraguay

Los primeros europeos llegaron a la zona a principios del siglo XVI y fundaron Asunción el 15 de agosto de 1537. La ciudad finalmente se convirtió en la cabecera de una provincia colonial española, llegando a conocerse como "Madre de Ciudades" ya que de ella partieron las corrientes pobladoras y repobladoras de diversas ciudades: Ontiveros, Ciudad Real del Guaira y (la primera) Villa Rica del Espíritu Santo en el departamento (provincia) del Guaira (actual estado brasileño de Paraná), Jérez del Itatín (en el actual Mato Grosso do Sul, Santa Cruz de la Sierra, así como las importantes ciudades argentinas de Buenos Aires, Corrientes, Santa Fe y Concepción de Nuestra Señora del Bermejo.

En 1717 la rebelión Comunera representó el primer grito de libertad de toda América, pero con la derrota en la batalla de Tovatí en 1721 se impusieron duras sanciones al departamento que asfixiaron completamente su economía.

Bajo el gobierno de Hernandarias, llegan al Paraguay los jesuitas para contribuir a la tarea de pacificación de los indígenas, dando así origen a las célebres reducciones Jesuíticas. Desde 1604 a 1767 los jesuitas realizan con los indios guaraníes de Paraguay un original gobierno teocrático. Las reducciones jesuitas llegaron a constituir un estado prácticamente independiente, ya que tenían autonomía respecto a los gobernadores de Asunción. Las misiones llegaron a cobijar a más de un cuarto de millón de indígenas donde se les enseñaba la religión católica, agricultura, artesanía y pequeña industria.

La organización total abarcó 32 reducciones. Las misiones primero se instalaron en el Guairá (también llamado La Pinería) y luego se establecieron entre los ríos Tebicuary y el divortium aquarum de la Cuenca del Plata con las cuencas menores afluentes directas del Océano Atlántico. La lengua guaraní fue respetada y se fijó en forma escrita; en ella fueron vertidas importantes obras de teología, impresos en la primera imprenta del Río de La Plata. Paralelamente el asunceno Ruy Díaz de Guzmán escribía las primeras obras de historia atinentes a la región del Cono Sud.

Respecto a la organización de las reducciones, cada pueblo estaba regido por el cura Rector, máxima autoridad; el cura Doctrinero, encargado de la instrucción religiosa; el cura Despensero, encargado de la administración económica; y el cura Auxiliar o Coadjuntor, que era el nexo entre el Rector y la Población.

En 1617, durante el gobierno de Hernandarias (y a su pesar) se produjo la división de la Provincia en dos gobernaciones: la del Paraguay y la de Buenos Aires. De esta forma Paraguay perdió la zona marítima del estuario del Río de La Plata, y conservó solo Asunción, Ciudad Real y Villa Rica del Guayrá. La pérdida de la "salida de la tierra" por el puerto de Buenos Aires se hizo sentir mucho más desde que la provincia española del Paraguay perdió el estratégico territorio llamado la Yviazá (o La Vera), que correspondía al actual estado de Santa Catarina, territorio en el cual se hallaba el estratégico puerto (fundado en 1538) de San Francisco de Ybiaza.

En 1750, el tratado de límites entre España y Portugal, afectó a Paraguay con las pérdidas de Guayrá (entre el río Paraná y el Océano Atlántico, la gran provincia del Itatín y la región de Cuyabá que fueron cedidos al Brasil portugués a cambio de la Colonia del Sacramento, en la Banda Oriental del Río de la Plata.

En 1750, la corte española de acuerdo con la corona portuguesa decidieron repartirse el territorio de las reducciones, Los jesuitas se negaron a ello, dando lugar a que los ejércitos español y portugués emprendieran la llamada Guerra Guaranítica y acabaran con la resistencia en 1757.

En 1767 los jesuitas son expulsados de España y sus dominios por orden de Carlos III. Las reducciones pasaron a ser dirigidas por grupos seglares y religiosos, pero entraron en un proceso de decadencia.

[editar] Independencia

Paraguay declaró su independencia, derrocando las autoridades españolas locales, el 14 de mayo de 1811. Fue la única victoria sin derramamiento de sangre en la emancipación histórica americana.

Entre los primeros gobiernos independientes podemos citar el de José Gaspar Rodríguez de Francia nombrado dictador por la Asamblea Popular, durante su gobierno el país cerró sus fronteras para así protegerse de la anarquía y los diversos alzamientos que proliferaban en los otros territorios de Río de la Plata, Paraguay comenzó a desarrollarse desde adentro a través de las llamadas "Estancias Patrias", que no eran otra cosa que cooperativas campesinas y ganaderas con un administrador estatal, el Estado expropio así un 97% de las tierras, hasta ahora en mano de la Iglesia y los blancos; además fue el primer país del continente en derrotar el analfabetismo y desarrollar la diversidad agroalimentaria que le garantizaría la soberanía alimentaria del país. A su muerte en 1840 fue sucedido por su sobrino Carlos Antonio López quien gobernó hasta 1862. Durante su gobierno el país conoció de un importante crecimiento económico impulsado por inversiones estatales en la marina mercante, el ferrocarril, astillero, fabricación de hierro, etc.

Le sucedió su hijo Francisco Solano López quien había sido educado en Europa, donde conoció a su amante y compañera hasta su muerte, la irlandesa Madame Lynch.

Periodo Independiente La Revolución de la Independencia ocurrió en la madrugada del 15 de mayo de 1811, culminando una conspiración liderada por Pedro Juan Caballero. El destituído gobernador español Bernardo de Velasco integró sin embargo la primera junta provisional, junto al capitán Juan Valeriano Zeballos y el doctor José Gaspar de Francia. La dictadura del Dr. José Gaspar de Francia se inició como resultado del Congreso del 3 de octubre de 1814, que lo nombró como Dictador Supremo de la República. El largo y rígido gobierno de Francia significó por una parte la férrea defensa de la independencia paraguaya, pero asimismo el encierro del país, que el dictador consideró necesario para cumplir los objetivos que se había propuesto. Francia se enfrentó con firmeza a las pretensiones anexionistas que se gestaban entre España y Buenos Aires, y en 1816, ante la posibilidad de una invasión desde la capital porteña, convocó al Congreso, donde sus partidarios consiguieron la declaración de la Dictadura Perpetua. La resistencia al estilo de gobierno de Francia, que venía desde la primera etapa, cristalizó finalmente en una conspiración comandada por Fulgencio Yegros, duramente descabezada luego por el Dictador, con el fusilamiento de sus principales figuras, en 1821. Francia murió el 20 de setiembre de 1840, culminando uno de los periodos más polémicos de la historia paraguaya. La inserción de Don Carlos Antonio López en la vida política del país se inició a la muerte del dictador Francia, cuando fue designado consejero y secretario de Mariano Roque Alonso, durante el gobierno de la Comandancia de Armas. Posteriormente, en 1841 es nombrado Cónsul del Paraguay, y en 1844, el Congreso le otorga poderes de Presidente de la República, por diez años. Don Carlos Antonio López continuó, aunque con un estilo diferente, la defensa de la independencia paraguaya, amenazada especialmente por la pretensión del argentino Juan Manuel de Rosas de crear la confederación de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Entre los acciones de progreso del gobierno de López hay que destacar la creación del primer periódico nacional, El Paraguayo Independiente, de la Flota Mercante y del Ferrocarril; la puesta en marcha de la fundición de Ybycuí, y la contratación de importantes técnicos europeos que aportaron su conocimiento y su trabajo para la modernización de la capital y del país. La educación y la cultura fueron otros campos muy favorecidos por iniciativas de Don Carlos, quien cumplió un segundo y un tercer periodos de gobierno, hasta su muerte, en 1862.

[editar] Siglo XIX

[editar] Guerra de la Triple Alianza

Artículo principal: Guerra de la Triple Alianza
"Soldado paraguayo ante el cadáver de su hijo", óleo de José Ignacio Garmendia
"Soldado paraguayo ante el cadáver de su hijo", óleo de José Ignacio Garmendia

Las consecuencias de la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) fueron funestas, costando la pérdida de dos terceras partes de todos los hombres adultos y la mayor parte del territorio. La situación creada derivó en un estancamiento económico que se prolongaría durante la siguiente mitad del siglo. A la muerte de Carlos Antonio López asume la presidencia su hijo, el general Francisco Solano López, que se enfrentó con Brasil

En la Guerra de la Triple Alianza faltó muy poco para que el Paraguay quedara exterminado totalmente. La población que superaba los 1.300.000 habitantes antes de la conflagración, quedó reducida a 200.000 habitantes de los cuales aproximadamente el 10 % eran hombres en su mayoría niños, ancianos y extranjeros.

La industria y el comercio sufrieron un duro golpe. Los templos y casas particulares fueron saqueados cargándose así los barcos brasileños y argentinos ubicados en el puerto de Asunción.

En estas condiciones las mujeres debieron empuñar el arado para poder darles de comer a sus hijos, debiendo cubrir el trabajo del hombre.

Los primeros hombres que se reintegraron a la patria de la post guerra, fueron los ex-combatientes que escaparon con vida de la contienda bélica, los que durante el conflicto permanecieron en el extranjero vinieron con los aliados perteneciendo a la Legión Paraguaya y los que estaban estudiando becados en Europa al iniciarse la guerra, no pudieron entrar al país por esta causa.

De la nación floreciente de la época de los López solo quedaron ruinas y escasos sobrevivientes. Destruida la riqueza pública y privada, desaparecidos los organismos jurídicos y culturales, reducida la población a su mínima expresión, había que hacer todo de nuevo. La inmensa desgracia paraguaya despertó la compasión mundial, pero esto no se tradujo en ningún socorro. El pueblo paraguayo quedó entregado a sus propias y decaídas fuerzas, y para peor los vencedores le abrumaron con una fabulosa deuda de guerra. La parte más dura de lo que fue resucitar a la patria, recayó sobre las mujeres; se hicieron agricultoras, comerciantes, industriales, y crearon un género de población poligámica, que permitió al Paraguay reponer rápidamente sus pérdidas demográficas. En esta nueva etapa la ocupación principal de los hombres fue la política, que absorbió gran parte de sus actividades, aunque también se dedicaron a la reconstrucción económica y reorganización cultural.

La guerra de la Triple Alianza fue costosa y sangrienta para todos los combatientes especialmente para el Paraguay que perdió más de la mitad de la población. Para 1870 El Paraguay fue una tierra de mujeres, niños e inválidos; un país sin hogar y en desesperación.

Asunción hacia 1892
Asunción hacia 1892

El censo de 1846 es el único hecho después de la Independencia. De acuerdo con este, había 238.862 habitantes en el Paraguay.

Los pocos extranjeros que llegaron al Paraguay casi todos se casaron con paraguayas; éstos eran hombres de 20 a 40 años de edad. Debido a la guerra y a los pocos casamientos, el número de hijos naturales creció en relación a la población total. A pesar de los cambios demográficos y los grandes sacrificios de la mujer paraguaya hubo pocos cambios en su posición o status en la vida paraguaya luego de la guerra. Las campesinas conservaron su rol predominante en la agricultura.

En 1870, Paraguay es un país arruinado que ha perdido gran parte de su población, especialmente la masculina adulta. El país se ve sometido a una ocupación brasileña que dura seis años. Se promulga una nueva Constitución que estará en vigor hasta 1940.

[editar] Siglo XX y XXI

[editar] Guerra con Bolivia

Artículo principal: Guerra del Chaco

A principios de siglo XX se inicia una sigilosa consolidación de su territorio por parte de Bolivia hacia territorio del Chaco Las autoridades españolas -como en otros casos, quizás siguiendo el principio de "divide y reinarás" habían superpuesto las jurisdicciones en el Chaco Boreal, de modo que casi con las mismas razones de uti possidetis, tanto Paraguay como Bolivia tenían válido argumentos para reclamar el territorio. Por su parte, Argentina había reconocido en 1872 que la mayor parte del Chaco Boreal -es decir al norte del río Pilcomayo- era paraguayo...pero en 1903 tras la anexión brasileña del Acre, territorio hasta entonces boliviano, y por el "Tratado de Petrópolis" Brasil "en compensación" -y "a agua revuelta ganancia de pescadores"- le "reconocía" a Bolivia el control sobre todo el Chaco Boreal, de este modo Bolivia estableció precarios fortines, como el de Camacho -actual Mariscal Estigarribia-, concretamente...hasta casi 1900 ningún país tenía un control efectivo sobre el Chaco Boreal exceptuando sus "bordes", Paraguay poseía el fuerte Olimpo, Villa Occidental (actual presidente Hayes) y cerca de Villa Occidental el -hoy en ruinas- Presidio de López, algunas compañías privadas poseían pequeños desembarcaderos a orillas del río Paraguay -por ejemplo Puerto Sastre-, de modo que es difícil hablar de una "penetración boliviana en el Chaco Boreal a expensas de territorios entonces paraguayos...en los hechos era una "No man's land"(Tierra de nadie) que estaba poblada por los aborígenes mal llamados en guaraní "guaycurúes" o "mbayás"; lo que parece más cierto es que a Paraguay...por razones geográficas le correspondía el sector occidental del territorio en litigio y a Bolivia el oriental, aunque era muy difícil -dado el relieve de la región, precisar límites concretos, sin que los sucesivos gobiernos nacionales pudieran hacer nada para impedirlo debido a que el país estaba sumergido en constantes guerras internas (levantamiento del coronel Albino Jara en 1904 y del coronel Adolfo Chirifé en 1922). La guerra se hizo inevitable cuando después de cuatro años de escaramuzas aisladas de pequeñas escuadras bolivianas y paraguayas, el Ejercito paraguayo logró juntar quince mil hombres para poner fin a dichas escaramuzas marcando su poderío bélico en la reconquista de un fortín, epopeya histórica denominada como Batalla de Boquerón 1932), lo que resultó ser una gran maniobra militar que llamó al país altiplanico de Bolivia a responder meses después con la misma violencia pero la declaración oficial de guerra no llegó hasta 1933 por parte del Paraguay.

Tras tres años de conflicto, Paraguay se apoderó de extensos territorios pero no prosperó su pretensión de marcar la frontera a partir del río Parapiti en el oeste, cerca de las poblaciones hoy bolivianas de Charagua y Villa Montes y de los ríos Tucavaca y Bambural en el norte, hasta donde el ejército paraguayo obligó a replegarse al ejército boliviano. Tras la firma del Protocolo de Paz, con la firme acción del canciller argentino Carlos Saavedra Lamas (ganó el Premio Nobel de la Paz por esa gestión) en 1939 las fronteras quedaron marcadas por líneas geodésicas (casi siempre límites secos) como en la actualidad por fuerte presión de Estados Unidos.

[editar] Guerra civil de 1947

Durante el gobierno de facto del general Higinio Morínigo el Paraguay vuelve a sumergirse en una guerra civil (1947) que dejó treinta mil muertos. En 1954 llega al poder por medio de un golpe de estado el general Alfredo Stroessner, quien sería derrocado en 1989 tras 34 años de dictadura militar.

En 1946, tras la expulsión del gobierno de los sectores más cercanos al Eje nazi, se forma un gobierno de coalición entre el Partido Colorado y el Partido Febrerista, en lo que se dio en llamar la Primavera Democrática que duró 6 meses.

El 13 de enero de 1947, el Partido Colorado, expulsó del gobierno al Partido Febrerista lo que condujo a la revolución o guerra civil de 1947 en la que una coalición del Partido Liberal, el Partido Febrerista y el Comunista se alzaron contra el gobierno. El Partido Colorado aprovechando las grandes diferencias sociales existentes, promovió la participación de los pynandí («pies descalzos») logrando la victoria. A partir de entonces se consolidó la hegemonía plena del Partido Colorado, que finalmente llevaría al poder al entonces coronel Alfredo Stroessner. El sistema imperante durante el periodo 1947-1962 fue de partido único, siendo el Partido Colorado el único legal.

[editar] Dictadura de Stroessner

El 4 de mayo de 1954, ya nombrado general, Stroessner dio un golpe de estado con la finalidad de "mantener el orden". Dado el interés en revestir legalmente dicho acto, la Junta de Gobierno del Partido Colorado, en su sesión del 5 al 8 de mayo, resolvió la necesidad de informar al entonces Presidente de la República, Federico Chaves, de la necesidad y conveniencia de presentar su renuncia (lo cual efectuó), designar al General Stroessner como candidato del partido para el periodo constitucional restante (1953-1958), y establecer el 15 de agosto como fecha de asunción del cargo por parte del nuevo Presidente. En esta fecha, la Asamblea Nacional, compuesta sólo por colorados, aceptó por unanimidad el nombramiento, y Stroessner asumió formalmente la Presidencia. El 9 de febrero de 1958, respaldado por el Partido Colorado y como candidato único, volvió a ser elegido presidente constitucional.

En 1959, Stroessner disolvió la Cámara de Representantes, compuesta solamente por colorados, y convocó elecciones generales. A partir de 1962 y hasta 1989 el sistema pasó a ser de pluralismo restringido. En 1967, el General-Presidente convocó una Convención Nacional para crear una nueva Constitución, permitiendo a los partidos febrerista y liberal formar parte de dicha convención. En 1963, Stroessner juró su tercer mandato. En 1968 se produjo la reelección de Stroessner, que juró su cuarto mandato el 16 de agosto. El sistema electoral vigente en las elecciones del 63 era el de mayoría con prima, consistente en la adjudicación de 2/3 de los escaños al partido que hubiese ganado la mayoría simple de votos. En 1977 fue necesario hacer una enmienda a la Constitución para poder reelegir al presidente sucesivamente y de forma vitalicia. En 1983 se celebraron elecciones generales, saldadas con un nuevo triunfo de Stroessner, que fue reelegido con el 90% de los votos.

A lo largo de 1986, y en los primeros meses de 1987, los componentes del ala radical del Partido Colorado se manifestaron varias veces como partidarios de que el general Stroessner, con sus setenta y tres años, se presentara otra vez para un nuevo mandato presidencial, que se iniciaría en 1988. Otra rama del partido propuso la candidatura de su hijo Gustavo, de cuarenta y dos años, teniente coronel del Ejército del Aire. El 14 de febrero de 1988, el general Stroessner fue nuevamente reelegido, por séptima vez.

La clave del éxito del General Presidente fue la conformación, ya intentada por sus antecesores militares (Franco, Estigarribia, Morínigo), de crear un estrecho vínculo de poder entre la Asociación Nacional Republicana, las Fuerzas Armadas y el Gobierno, quedando el general como eje de ese triángulo: Jefe del Ejecutivo, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y Presidente Honorario del Partido Colorado. Durante todo su mandato, Stroessner fue eliminando, tanto en las Fuerzas Armadas como en el Partido Colorado, toda posible oposición a su persona. El país entró en un periodo en el que la prebenda y el clientelismo eran cotidianos.

El desarrollo económico se centró principalmente en la modernización de las infraestructuras, para lo cual se pusieron en marcha obras colosales e innecesarias, que dejaban un margen de ganancia personal muy elevado (la presa de Itaipú); en la venta de tierras a extranjeros para mantener el modelo agro-exportador, y en la ampliación del sector financiero en detrimento del industrial. En el orden social, las consecuencias de la dictadura fueron especialmente graves: el empobrecimiento campesino, la progresiva creación de focos marginales en centros urbanos, la alarmante destrucción del medio ambiente y una fuerte represión social y política.

[editar] Retorno a la democracia y reforma constitucional

Entre la noche del 2 y la madrugada del 3 de febrero de 1989 se produjo el golpe de Estado protagonizado por el general Andrés Rodríguez contra el dictador Alfredo Stroessner. Con él terminaba la más larga dictadura paraguaya. Tras disolver el Parlamento, el general Rodríguez convocó a elecciones para el 1 de mayo y anunció la legalización de todos los partidos, exceptuando el comunista.

El 1 de mayo de 1989, el candidato del Partido Colorado, el presidente provisional Andrés Rodríguez, consiguió el 74,1% de los votos en la elección presidencial. En cuanto a la elección para diputados y senadores, el Partido Colorado alcanzó el 66,4% (mayoría de 2/3). La constitución de junio de 1992 estableció un sistema democrático de gobierno y mejoró la protección de los derechos fundamentales. En mayo de 1993, el candidato del Partido Colorado, Juan Carlos Wasmosy, fue elegido como el primer presidente civil de Paraguay en casi 40 años en lo que los observadores internacionales consideraron elecciones justas y libres, muy por el contrario de que lo que hoy afirman caracterizados escritores paraguayos. El nuevo Congreso elegido con mayoría de la oposición manifestó con rapidez su independencia del ejecutivo al rescindir la legislación pasada por el congreso dominado por el Partido Colorado. Con apoyo de Estados Unidos, La Organización de Estados Americanos, y otros países de la región. En 1992 vieron la luz los trabajos de la Convención de Diputados Constituyentes, surgida de las elecciones celebradas un año antes. Ello permitió la sanción y entrada en vigor de la nueva Constitución.

[editar] Gobierno de Wasmosy

En 1993 se celebraron nuevos comicios presidenciales, en los que también triunfó el candidato del Partido Colorado, Juan Carlos Wasmosy, que se convirtió en el primer civil en llegar a la jefatura del Estado tras cuarenta años de gobiernos militares.

Este hecho no resultó particularmente favorable a los destinos de la República, el gobierno Wasmosy se reveló uno de los peores de la historia paraguaya. Durante su mandato hubo dos graves crisis financieras, en 1995 y 1997, que eliminaron del mercado casi la totalidad de las empresas financieras locales, sobreviviendo solo las entidades financieras de origen extranjero. La crisis también afectó duramente a la clase media paraguaya y activó una crisis económica de la cual el país todavía no ha salido.

Conjuntamente a los malos resultados en campo económico también se vieron afectados los alcances obtenidos después el golpe del 1989 en campo político. El enfrentamiento de Wasmosy con su principal promotor político, el general Lino Oviedo, jefe de las Fuerzas Armadas, que acusó de querer encabezar un golpe en contra él, le quebró aún más el apoyo del Partido Colorado y desató una crisis político-judicial de la cual el país salió solamente en 1999 con la renuncia del presidente Cubas.

En 1996 Wasmosy alejó del ejército al Gral. Oviedo bajo la acusación de querer encabezar un golpe en su contra, y en 1997, después que el Gral. Oviedo ganara las elecciones internas presidenciales del Partido Colorado lo hizo encarcelar y enjuiciar por un tribunal Militar por el mismo crimen,,el pueblo paraguayo rechazó un intento en abril de 1996 del entonces Jefe del Ejército, el general Lino Oviedo de expulsar al presidente Wasmosy, tomando un importante paso para fortalecer la democracia.

La Condena de Oviedo lo inhabilitó para las elecciones presidenciales del 1998 y en su lugar la candidatura el Ingeniero Civil Raúl Cubas Grau, su delfín político. Candidato a Vicepresidente fue designado el Dr. Luis María Argaña, rival político de Oviedo y en aquel entonces aliado de Wasmosy.

[editar] Gobierno de Raúl Cubas

Cubas gracias al apoyo de Oviedo, en aquel entonces muy popular, le ganó a la oposición liberal-encuentrista con el 56% de los votos y tres días después de haber asumido el cargo presidencial indultó a Oviedo librándolo de la cárcel.

Los colorados argañistas y wasmosistas y los partidos de oposición contestaron fuertemente el hecho y obtuvieron a través de la Corte Suprema una anulación del indulto que Cubas no acató.

Este hecho provocó un pedido de enjuiciamiento político del mismo delante del Congreso que por muchos meses, por falta de quórum no prosperó. En marzo de 1999 la tensa situación política se complicó aún más.

[editar] Marzo Paraguayo y Gobierno de Gonzalez Macchi
Artículo principal: Marzo Paraguayo

El Marzo Paraguayo se origina con el asesinato del entonces vicepresidente Luis María Argaña por parte de un comando paramilitar, el 23 de marzo de 1999, la oposición inculpó del hecho al Gral. Oviedo., quien había amenazado en varios discursos previos que su libertad no estaba bajo discusión alguna y desautorizaba absolutamente al Poder Judicial paraguayo. Ante la muerte de Argaña, tanto la oposición como los partidarios de Oviedo se congregaron en la plaza del Congreso La misma se llenó de manifestantes tanto en contra del gobierno, como a favor mientras el Juicio político en contra de Cubas retomaba vigor y llevó a la Cámara de Diputados a juzgar a Cubas al día siguiente.

Dicho asesinato generó una crisis política que conmocionó al país durante una semana.De este hecho la oposición responsabilizó inicialmente al presidente de ese momento, Raúl Cubas Grau y también al hombre fuerte de la política paraguaya de ese entonces, Lino César Oviedo. El magnicidio de Argaña provocó una serie de manifestaciones de opositores y adherentes a Oviedo y al gobierno de Cubas, que desembocó en la Masacre del Marzo Paraguayo en la que murieron siete manifestantes contrarios al gobierno de ese momento, lo cual produjo la renuncia de Cubas a la presidencia.

El Marzo Paraguayo significó para gran parte de la ciudadanía el punto histórico definitivo donde el pueblo paraguayo ya no aceptaría el retorno a una dictadura y permitió el regreso definitivo de la cultura cívica a Paraguay, hasta ese momento supeditada a más de medio siglo de la influencia de gobiernos y actores militares en la vida política y económica del país. Se dio un breve ambiente de efervecencia cívica y esperanzas en la construcción de un nuevo país, pero al poco tiempo el gobierno de Luis Ángel Gonzalez Macchi decepcionaria todas estas espectativas, por el alto índice de corrupción en su administración.

Un intento fallido de golpe de estado en mayo del 2000 sería la última acción militar que influiría en la vida política paraguaya.

El gobierno de Gonzalez Macchi no mejoró la economía paraguaya y se caracterizó por constantes escándalos de corrupción y una nueva crisis financiera.

[editar] Gobierno de Duarte Frutos

En las elecciones nacionales del 2003, es elegido Nicanor Duarte Frutos, candidato del Partido Colorado paraguayo. El electo presidente inicialmente llegó a un acuerdo con los partidos opositores para una renovación de la Corte Suprema de Justicia y la reforma del estado, pero dicho acuerdo rápidamente fue roto debido a que la estructura del estado no fue transformada y los hechos de corrupción continuaron de la misma forma en que se dieron durante el gobierno de González Macchi.

A comienzos del año 2006 se da una nueva crisis política, debido a una controvertida resolución de la Corte Suprema de Justicia, que habilitaba a Duarte Frutos a ejercer la presidencia del Partido Colorado, algo expresamente prohibido por el artículo 237 de la Constitución Nacional. Posteriormente Duarte Frutos inicia una campaña para modificar la Constitución con el fin de lograr la reelección, algo calificado por sus opositores como claros intentos de reinstaurar una dictadura.

Presidente Nicanor Duarte
Presidente Nicanor Duarte

La República del Paraguay, muy centralizada y a menudo con gobiernos dictatoriales, fue fundamentalmente modificada por la Constitución de 1992, que asegura la división de poderes. De acuerdo a a este último texto constitucional, constituye un Estado social de derecho, unitario, indivisible, y descentralizado, adoptando para su gobierno la democracia representativa, participativa y pluralista, fundada en el reconocimiento de la dignidad humana.

Palacio de Gobierno
Palacio de Gobierno

El Poder Ejecutivo es ejercido por el Presidente de la República. Además existe un Vicepresidente quién, en caso de impedimento o ausencia temporal del Presidente o vacancia definitiva de dicho cargo, lo sustituye con todas sus atribuciones. El Presidente y el Vicepresidente son elegidos por votación popular en forma conjunta, sobre la misma boleta, para un mandato de cinco años, sin posibilidad de reelección.

El Presidente es el jefe de estado y de gobierno de Paraguay. Tiene, entre otras atribuciones, la facultad de nombrar y remover a su voluntad a los Ministros del Poder Ejecutivo, que son los jefes de la administración de sus respectivas carteras, en las cuales, bajo la dirección del Presidente de la República promueven y ejecutan la política relativa a las materias de su competencia. La reunión de los todos los ministros, por convocatoria del Presidente, se denomina Consejo de Ministros. El gabinete o consejo de ministros tiene por finalidad coordinar las tareas ejecutivas, impulsar la política del gobierno y adoptar decisiones colectivas.

El gobierno de cada departamento es ejercido por un Gobernador y por una Junta Departamental, electos por voto directo de los ciudadanos radicados en los respectivos departamentos, en comicios coincidentes con las elecciones generales, y duran cinco años en sus funciones. El Gobernador representa al Poder Ejecutivo en la ejecución de la política nacional. El gobierno de los Municipios está a cargo de un Intendente y de una Junta Municipal, electos popularmente.

Cabildo del Congreso de Paraguay
Cabildo del Congreso de Paraguay

El Poder Legislativo es ejercido por el Congreso, compuesto de una Cámara de Senadores (cámara alta), de 45 miembros, y una Cámara de Diputados (cámara baja), que consta de 80 diputados. Las elecciones para el Congreso se celebran en listas cerradas (no se vota por cada candidato a diputado o senador, sino por una lista presentada por cada partido político), simultáneamente con la elección presidencial. Los diputados se eligen por departamento, mientras que los senadores se eligen a escala nacional, ambos por un periodo de cinco años, pudiendo ser reelectos.

El Poder Judicial está a cargo de la administración de justicia y es ejercido por la Corte Suprema de Justicia, y por los demás tribunales y juzgados que establece la ley. La Corte Suprema es el más alto tribunal del Paraguay. El Senado con el acuerdo del Presidente designan a sus nueve miembros o Ministros, sobre la base de ternas presentadas por el Consejo de la Magistratura, previa selección basada en la idoneidad, con consideración de méritos y aptitudes.

Véase también: Gobernantes de Paraguay

[editar] Política

Artículo principal: Gobierno y política del Paraguay

Los principales partidos políticos del Paraguay son los siguientes:

[editar] Organización territorial

Artículo principal: Organización territorial de Paraguay

Paraguay es un Estado unitario que propende a la descentralización, en la forma que establece la constitución y las leyes. Para los efectos de la estructuración política y administrativa del Estado, el territorio nacional se divide en departamentos, municipios y distritos que, dentro de los límites la constitución y las leyes, gozan de autonomía política, administrativa y normativa para la gestión de sus intereses, y de autarquía en la recaudación e inversión de sus recursos.

Paraguay está organizado en 17 departamentos y una capital, que es el asiento de los poderes del Estado, constituyendo un municipio, independiente de todo departamento.


[editar] Geografía

Imagen de Paraguay desde el Espacio
Imagen de Paraguay desde el Espacio
Artículo principal: Geografía de Paraguay

El territorio paraguayo tiene bellos paisajes. Al este del Río Paraguay, que divide el país en dos regiones, se observan llanuras cubiertas de hierba y colinas boscosas. En la región al Oeste del río, (Gran) Chaco, destacan las llanuras sobre todo bajas, pantanosas cerca del río y el "parque chaqueño" llamado por los brasileños "cerrado", seco forestal y espinoso Oeste adicional.

El Paraguay Oriental posee las principales cordilleras, destacándose las de Caaguazú, Mbaracayú y Amambay. Son serranías bajas, de relieves suaves, constituidos por rocas graníticas y esquitosas muy antiguas recubiertas de tierra roja en donde se desarrolla naturalmente una densa pluvisilva que ha sido gravemente deforestada a lo largo del siglo XX. El punto más alto es Cerro Pero (Cerro Tres Kandu), con 842 m, ubicado en el IV Departamento del Guairá. La frontera del sudeste está formada por el Río Paraná, en el que se encuentra la Represa de Yacyretá, que comparte con Argentina, y la Represa de Itaipú, que comparte con Brasil. Ésta es actualmente la central hidroeléctrica más grande del mundo, generando la electricidad consumida en casi todo el Paraguay. El sector oriental del país consta a su vez de cuatro subregiones:

Luque. Edificio de la Confederación Sudamericana de Fútbol
Luque. Edificio de la Confederación Sudamericana de Fútbol

[editar] Clima

La temperatura media anual es de 22,5 °C. También de características tropicales es la amplitud térmica mensual. La diferencia entre el mes más frío y el más cálido se sitúa en torno a los 10 °C. En el Gran Chaco y otros puntos de la Región Occidental las temperaturas medias pueden llegar 37,8 ºC en casilla.

El clima es tropical y subtropical. Paraguay tiene un clima subtropical a templado en la región Oriental y un clima tropical en el Chaco; con la precipitación sustancial en las regiones del Este, haciéndose semiárido en el Oeste lejano. La región Oriental es húmeda con abundantes precipitaciones a lo largo del año, con 1500 mm como promedio y solo con moderado cambios climáticos dados por las estaciones. El Chaco, mientras tanto, es más seco y existe escasez de agua. En el verano las temperaturas superan los 32º C, y en el invierno bajan hasta -2º C.

El verano es caluroso, con una temperatura media de 27º C; en invierno la media es de 17º C. Por la noche el viento modera el calor. Durante el estío son frecuentes las lluvias torrenciales. El invierno, con temperaturas benignas, es fresco y seco. La temperatura media anual varía entre 21° C y 25° C. La región experimenta fuertes variaciones en la temperatura. En los meses de verano la temperatura suele alcanzar e incluso superar los 40° C. Los meses más secos del año son julio y agosto. Las precipitaciones más importantes se registran entre los meses de Octubre a marzo, generalmente en forma de tormentas o chaparrones. La región Occidental registra un bajo nivel de lluvias (400 mm a 1.100 mm como media anual); en la región Oriental la media anual de precipitaciones varia entre 1.400 mm a 1.700 mm.

Los vientos que soplan del Brasil son excesivamente calientes y cargados de humedad, mientras que los procedentes de Argentina son frescos y secos. En general, en el país las temperaturas son muy elevadas entre los meses de diciembre y marzo, con valores extremos que superan los 36ºC. Estos valores, sin embargo, pueden caer entre los meses de junio y agosto a 0º C.

Las estaciones del año Verano: Diciembre, enero y febrero Otoño: Marzo, abril y mayo Invierno: Junio, julio y agosto Primavera: Setiembre, octubre y noviembre

[editar] Demografía

A orillas del Rio Paraguay
A orillas del Rio Paraguay
Artículo principal: Demografía de Paraguay

Étnica, cultural y socialmente, Paraguay tiene una de las poblaciones más homogéneas en América Latina. Cierto rastro dejó la cultura Guaraní original:

Aproximadamente el 75% de todos los paraguayos habla castellano. El guaraní y el castellano son idiomas oficiales. Alemanes, japoneses, coreanos, chinos, sirios, árabes, brasileños y argentinos están entre aquellos que se han instalado en Paraguay, manteniendo en buen grado sus lenguas propias.

La población de Paraguay se distribuye desigualmente en todo el país. La gran mayoría de la gente vive en la región de Oriental, el más dentro de 160 km de Asunción, la capital y la ciudad más grande. El Chaco o Región Occidental, que abarca aproximadamente el 60% del territorio, da casa a menos del 2% de la población. El país es predominantemente Católico, con Menonitas y otras minorías protestantes. Hay una congregación de Unitarios Universalistas en Asunción.

Desde 1950 la población paraguaya se ha triplicado (3,7 veces) pasando de 1.300.000, a la fecha del Censo Nacional de Población y Viviendas en 1992 a 4.152.588 personas, repartidas en forma equilibrada en las áreas urbana y rural (50,3% y 49,7% respectivamente).

De acuerdo a la Encuesta Integrada de Hogares 1997-8 (EIH97-8) se estima a este último año una población de aproximadamente 5.400.000 habitantes. En los últimos años, ha variado ligeramente la distribución de la misma por áreas, llegando las urbanas a absorber al 54% de la población.

[editar] Cultura

Artículo principal: Cultura de Paraguay
Carreta tradicional
Carreta tradicional

La población paraguaya actual es el resultado de la mestizaje de dos tipos étnicos y culturales diferentes: uno americano, otro europeo: guaraníes y españoles. Esta mestizaje tiene características algo diferentes a la que se realizó en otras regiones americanas, en algunas de las cuales ella no llegó a completarse y existen, por un lado, grupos importantes de descendientes de indígenas que conservan la mayoría de sus rasgos raciales y culturales originarios y, por otro lado, una población que está compuesta por descendientes de españoles u otros europeos con sus características étnicas y culturales propias.

En Paraguay, desde el comienzo de la conquista y colonización se produjo - principalmente a causa del aislamiento geográfico y la ausencia de metales preciosos- una intensa mestizaje por el reducido número de hombres españoles en medio de una población indígena. Esto último los indujo a tomar como esposas o concubinas a las indias guaraníes y a practicar la poligamia. Hoy en día la población paraguaya es mestiza prácticamente en su totalidad Tendríamos que deducir que hay dos culturas nacionales prácticamente todos los paraguayos pertenecerían a la cultura paraguaya que se expresa en guaraní y más de la mitad serían biculturales poseyendo dos culturas nacionales. Sin embargo, se puede afirmar que la única cultura verdaderamente nacional y paraguaya es la que se expresa en guaraní.

El guaraní de las misiones era lengua de indios de un nuevo modelo de sociedad que tal vez ninguna otra lengua de origen americana haya emprendido, la aventura de una adaptación a necesidades culturales traídas de afuera, sin negarse a sí misma

Se suele llamar jopara al guaraní paraguayo que tiene mucha interferencia del castellano.

Yerba mate
Yerba mate

Los paraguayos también tienen la misma costumbre de los argentinos y los uruguayos que es la de tomar mate pero en la zonas guaraníes también toman el tereré que consiste en un mate frío. Las costumbres paraguayas son amplias. El paraguayo es muy familiar, "la familia sobre todo". Se acostumbran las reuniones familiares con el conocido "asadito" donde se disfruta de un día en familia, cuando ellos llevan las bufandas. Se escucha la polca y la guarania en las casas, músicas folclóricas acompañadas por las danzas típicas, como por ejemplo la conocida como la galopera.

Debido a las altas temperaturas, el "tereré" se ha convertido es la bebida más tradicional en el Paraguay. Nadie sale de casa sin antes cargar con hielo, agua y por supuesto los conocidos "remedios yuyos", el termo y la guampa con la yerba mate, hierba ("yerba") originaria del Paraguay y conocida científicamente como "Ilex paraguariensis".

Éstas son solo algunas constumbres propias del país y que son también observables en otros países de la región llamada Cono Sur.

La gente del Paraguay tiene fama de auténtica y alegre, y con costumbres características. Tiene una de las tasas más bajas de turismo de la región, convirtiendo al país en un paraíso cultural virgen, lleno de encantos por descubrir.

Algunas personalidades de la cultura paraguaya son Augusto Roa Bastos, Gabriel Casaccia y Rubén Bareiro Saguier en literatura y José Asunción Flores en la música. La escritora Josefina Plá de origen español, adoptó al Paraguay como su país y vivió allí la mayor parte de su vida.

[editar] Idioma guaraní

Artículo principal: Guaraní

El guaraní no sólo sobrevivió en el Paraguay y algunas regiones cercanas de los países con que limita, sino que se volvió la lengua que habla casi toda la población de un país sudamericano moderno. Los que lo hablan no son indígenas, son mestizos con cultura hispana usando técnicas de producción, organización social y económica de origen europeo.

Esta situación se debería principalmente a la originaria constitución de la sociedad (71). Como consecuencia de la superioridad numérica de hablantes del guaraní y la relación de parentesco que existía entre españoles e indios, la lengua indígena gozó desde el comienzo de una amplia aceptación social. Esta lengua era la diaria en la vida paraguaya y la aceptación social era paralela a la del español, en contraste a lo que ocurría o ocurre aun en el resto de América donde quien habla la lengua autóctona sufre discriminación racial

La razón por la que los días del guaraní no están aun contados, por la que no ha perdido su fuerza creativa interior, por la que se ha creado una literatura que interesa a sus hablantes, es clara y sencilla: el guaraní ha dejado de ser una lengua india para poder ser el instrumento de expresión de los sentimientos colectivos de un pueblo que pugna por ser parte de la vida occidental

El guaraní dejará de hablarse el día que esté agotada su capacidad de adaptación a los tiempos modernos para seguir interpretando en el campo semántico las necesidades a que la cultura actual le ha confinado, las singularidades intransferibles de un pueblo que todavía se siente ligado a un pasado ancestral, porque se ha constituido -precisamente por haber sido tradicionalmente la lengua vernácula de todas las clases sociales- en una suerte de fundamento del patriotismo local.

La aceptación social que siempre tuvo el guaraní sigue hasta hoy en día, incluso va creciendo últimamente por su uso en educación, medios de comunicación, y su reciente promulgación como lengua oficial del país. Sin embargo, siempre hubo y hay hasta ahora quienes -primero desde el poder colonial y luego desde los gobiernos independientes- pretendieron y hasta ahora pretenden denigrarlo y desplazarlo, usándolo solamente cuando se requiere la cooperación del pueblo, por ejemplo, en caso de guerra o en época de elecciones.

[editar] Música

La música paraguaya es muy particular, aunque siendo el único país de Sudamérica donde la mayoría de los habitantes habla el idioma del origen nativo, su música es totalmente de origen europeo.

Entre los siglos XVII y XVIII, los Jesuitas notaron que los Guaraní tenían buen talento musical, y en su misiones los nativos se interiorizaban en la música europea muy buenos interpretes, aunque nunca compusieron.

Los instrumentos más populares son el arpa y la guitarra. El arpa paraguaya tuvo mucha difusión y es conocida en muchos países del mundo.

Sus géneros son la canción paraguaya o purajhei (polca), y la Guarania, caracterizada por una canción lenta que fue desarrollada recientemente por José Asunción Flores alrededor de los años 1920 algunos ejemplos son: "India", "Recuerdos de Ypacaraí", "Mi Dicha Lejana", etc. Las composiciones preferidas para ser ejecutadas en arpa son los onomatopéyicos y fuertes "Güyra Campana", "Tren Lechero", entre otros.

Para la danza existen unas vivas polcas y polcas galopadas. La polca es una danza de parejas, en tanto que las galopas son danzadas por un grupo de mujeres llamadas galoperas que giran formando un círculo, balanceándose de una lado a otro un cántaro o un jarrón en sus manos, la polca galopada más famosa es "La Galopera"

Otra variante es la danza de la botella, donde la principal bailarina danza hasta con 10 botellas en la cabeza una sobre otra. También están los Valseados, una versión local de los vals, como por ejemplo "El Chopí", "Santa Fe", "Taguató", "Golondrina", etc.

Uno de los más conocidos exponentes de la música paraguaya fue Luis Alberto del Paraná, quien realizó varias giras por Europa y el resto del mundo por más de 30 años

El Conservatorio Nacional de Música ofrece 27 materias, a los alumnos de diversas especialidades musicales que van desarrollando a lo largo de 7 y 10 años de estudios, culminando su carrera según el instrumento elegido como ser: instrumentos clásicos en general, canto e instrumento popular. Cuenta con varias agrupaciones orquestales académicas como: La Orquesta Sinfónica Académica Nacional, Banda Sinfónica Nacional, Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción, Orquesta Folclórica José A. Flores, Camerata Lara Bareiro, Orquesta de Jazz, Orquesta Sinfónica Infantil y coro de niños, Coro Polifónico.

Una de las conquistas más importante es la creación de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), con rubro diferente, es una agrupación que se desenvuelve dentro de la institución. Sus integrantes fueron admitidos a través de una audición internacional, con participación de 270 postulantes de todo el país, concurso donde los alumnos sobresalientes del Conservatorio Nacional de Música se impusieron con una mayoría del 70% de los 112 puestos de la orquesta; una de las orquestas más numerosas de Sudamérica.

El avance logrado en los últimos 7 años es extraordinario, se podría decir que con la concreción de este proyecto, gradualmente se va cambiada la historia de la música en el Paraguay. En el año 2005 se solidifica aún más el Conservatorio Nacional de Música con la creación de la filial de Itaugua, una nueva dependencia con un rubro aparte concedido por el Parlamento en el presupuesto general de la nación, esta nueva dependencia con 200 alumnos se adopta la misma disciplina, el programa y el sistema de enseñanza. Convergen allí alumnos de distintos pueblos del país como: San Bernardino, Paraguarí, Pirayú, Itá, San Lorenzo, Carapeguá, Piribebuy.

[editar] Artesanía

Algunas de la ciudades y pueblos del Paraguay se caracterizan por el tipo de artesanía que producen.

La diversidad de culturas en el Paraguay permite un desarrollo constante y expansivo de las artesanías. De la tradición indígena brotan bellos trabajos en fibras naturales, maderas nobles, semillas, plumas y otros materiales naturales. Tapices, canastas, collares y otros artículos de excelente terminación.

La Artesanía paraguaya ofrece también delicados textiles tales como el bordado conocido como aho poí, el encaje llamado ñandutí, joyería en filigrana de oro y plata, vasos de cuerno tallado, hamacas, mantas, tallas de madera, objetos de cerámica e infinidad de otros artículos en los que se destacan la creatividad y la destreza de los artesanos.

[editar] Centro de artes visuales y Museo del barro

Es probable que desde comienzos y hasta mediados de este siglo la recuperación del proceso productivo la población (en el que en parte incidieron ciertos movimientos inmigratorios de posguerra) hayan promovido el incremento de aquellas artesanías vinculadas a fines utilitarios.

Especialmente la cerámica y los tejidos, de uso personal y doméstico, debieron haber recibido un nuevo impulso no sólo en cantidad sino también en variedad (nuevos motivos y nuevas técnicas) a partir del desarrollo de las necesidades dentro de patrones aún tradicionales de consumo.

El nombre dado a esta colección de arte tiene que ver con la primera materia de la creación: el barro. Inicialmente congregó obras realizadas por ceramistas de dos localidades del interior del Paraguay: Itá y Tobatí. Posteriormente se agregaron diversas manifestaciones del arte popular, en áreas tan opuestas como tallas religiosas, tejidos, muebles, encajes, imágenes, orfebrería y máscaras. Este núcleo de piezas fue incorporado luego al edificio construido especialmente en Isla de Francia de Asunción, donde ya funcionaba una sala con un acervo de arte conteporáneo paraguayo, otra de exposiciones temporales y un departamento de investigaciones.

El Centro de Artes Visuales - Museo del Barro se enriqueció desde 1988 con nuevas salas: la "Capilla Sixtina" de Ricardo Migliorisi y la "Próxima Cena" de Carlos Colombino, una sala de cerámica prehispánica de toda América y dos salas de arte indígena del Paraguay, inaugurados por los reyes de España. Además de introducir algunos representantes del arte de países cercanos (Argentina, Uruguay, Brasil, Perú), la sala Josefina Plá permite realizar exposiciones periódicas de arte popular e urbano.

El Centro alberga también una importante colección de tallas religiosas de las Misiones Jesuíticas y Franciscanas. Su acervo cuenta con una amplia representación de arte gráfico latinoamericano y español, con una colección de 400 grabados de Guadalupe Posada y Manilla (México), una colección de orfebrería en oro y plata del Paraguay desde el siglo XVIII y la colección de 1200 dibujos y grabados de Livio Abramo (Brasil).

Las piezas forman parte de la colección de la Fundación Carlos Colombino Lailla, con las cuales se completa la idea del Museo del Barro. Colombino explicó que "la idea surgió en la época en que el Museo del Barro funcionaba sobre la calle Mariscal Estigarribia, donde se había instalado una vitrina con una colección de oro y plata. El Museo se había abierto como distintos espectros del arte popular del Paraguay y una de estas ramas correspondía al arte en metal, en este caso el oro y la plata, con sus agregados como el cuarzo, el coral y las piedras preciosas.

La nueva situación provoca una nueva demanda: no se buscan los objetos artesanales para ser usado sino en cuanto se consideran como piezas de colección o elementos decorativos. Este hecho, como nuevo factor que incide en la producción de la artesanía popular, presenta riesgos, abre posibilidades y planea nuevos desafíos.

[editar] Poesía

Paraguay ha sido tierra de numerosos poetas, en especial en lengua guaraní. Se destacan con sus poesías en esta lengua (en orden cronológico) Natalicio de María Talavera, Narciso R. Colmán, Juan E. O?Leary, Ignacio A. Pane, Marcelino Pérez Martínez, Julio Correa, Francisco Martín Barrios, Emiliano R. Fernández, Manuel Ortíz Guerrero, Félix Fernández, Darío Gomez Serrato, Miguel G. Fariña, Manuel D. Cardozo, Matías Nuñez González, Deidamio González, Hérib Campos Cervera, Enrique E. Gayoso, Emilio Bobadilla Cáceres, Mauricio Cardozo Ocampos, Mariano Celso Pedrozo, Gumersindo Ayala Aquino, Meneleo Sosa Coronel, José Asunción Acuña, Francisco Cristaldo, Julián Bobadilla, Carlos Miguel Jiménez, Julián Paredes, Crispiniano Martínez González, Teodoro Salvador Mongelós, Clementino Ocampos, Cecilio Méndez, Pedro Encina Ramos, Rubén Darío Céspedes (Tatajyva) y Gabino Ruíz Díaz Torales (Rudi Torga)

Aunque el Paraguay de las últimas décadas no ha sido suelo propicio para la creación artística en general, la poesía siempre ha sido el género literario más prolífico de las letras paraguayas. Si por "poesía actual" entendemos la producida a partir de la década del 60 (i.e., 1960-presente), entonces el entorno temporal de lo aquí incluido como "poesía paraguaya actual" abarca casi treinta años de gobierno dictatorial (dictadura de Stroessner, 1955-1989) y apenas diecisiete años de transición democrática (1989-presente).

La situación política, económica y cultural resultante, así como también las censuras y autocensuras vigentes durante dicha dictadura han afectado significativamente, tanto en cantidad como en calidad, la producción poética interna. Los arrestos arbitrarios, la persecución ideológica y la represión política imperantes llevaron al exilio a casi un millón de paraguayos (un tercio de la población) y, entre ellos, a muchos escritores y artistas.

La literatura del Paraguay se construyó más con las aportaciones de los exiliados que con las de los escritores que vivieron en la patria En efecto, los dos poetas paraguayos de mayor renombre internacional, Hérib Campos Cervera (1905-1953) y Elvio Romero (1926-2004), han escrito prácticamente toda su obra en el exilio, ambos en Buenos Aires. Considerado el poeta más importante de la promoción de 1940, Campos Cervera es también uno de los tres escritores de dicho grupo (con Josefina Plá y Augusto Roa Bastos) que mayor influencia han tenido en la literatura paraguaya contemporánea.

El creacionismo, movimiento poético fundado por el chileno Vicente Huidobro, cuya doctrina proclama la total autonomía del poema. Según datos del investigador y crítico Raúl Amaral, en nuestro país la información sobre esta tendencia literaria está contenida en un artículo publicado por el escritor paraguayo Federico García (1892-1923) en "El Liberal".

[editar] Teatro

Durante la primera mitad del siglo, la historia del teatro paraguayo no cuenta con muchos nombres que hayan trascendido las fronteras nacionales, con la posible excepción de Josefina Plá quien, además de ser autora y co-autora (con Roque Centurión Miranda) de varias obras teatrales, está entre los críticos que más han estudiado el teatro paraguayo.

Como en otros países de Latinoamérica, razones de orden histórico-político y económico-social explican parcialmente el hecho de que el teatro haya sido, y continúe siendo, el género menos fecundo de la literatura paraguaya. En el caso específico del Paraguay, la inestabilidad política de las primeras décadas unida a una guerra internacional, la "Guerra del Chaco" contra Bolivia, 1932-1935, una terrible guerra civil (la Revolución de 1947) y una de las dos dictaduras más largas que registra la historia del continente americano hasta la fecha (la del general Alfredo Stroessner, 1955-1989; la otra es la de Fidel Castro, 1959-año en curso) tienen un impacto negativo directo tanto en la cantidad como en la calidad de la producción teatral de este siglo.

Sin embargo, durante las dos décadas que preceden a la Guerra del Chaco surge un interés teatral antes inexistente y numerosos autores estrenan dramas y comedias de carácter predominantemente popular, entre ellos Eusebio A. Lugo (1890-1953), Pedro Juan Caballero (1900-1946), Facundo Recalde (1896-1969) y José Arturo Alsina (1897-1984), el más célebre del grupo.

No obstante haber nacido en la Argentina, Alsina vivió en el Paraguay desde muy niño y su obra dramática es netamente nacional aunque algunas de sus piezas reflejan influencias del teatro europeo. De enorme significación cultural para un país bilingüe como el Paraguay es la producción teatral de Julio Correa, autor de gran mérito e iniciador, en la década del 30, del teatro en guaraní en obras inspiradas en el contexto histórico-político de esos años, y en particular en la Guerra del Chaco. Otros representantes del teatro en guaraní de esa época son Francisco Martín Barrios, Roque Centurión Miranda y Luis Ruffinelli.

Durante las últimas cuatro décadas, entre los autores de obras más representadas, tanto dentro como fuera del país, se destacan en particular: Ernesto Báez, Mario Halley Mora, el más prolífico de este período y autor de varias piezas en "yopará" (voz guaraní que significa "mezclado"), en español y guaraní, Alcibíades González Delvalle, tal vez el dramaturgo más polémico y controversial de los años ochenta; Ovidio Benítez Pereira, José María Rivarola Matto y Julio César Troche, para mencionar sólo a los más conocidos actualmente.

La actividad teatral paraguaya cuenta con el apoyo del Ateneo Paraguayo y de la Escuela Municipal de Arte Escénico de Asunción, fundada por Centurión Miranda en 1948. Además de los dramaturgos ya mencionados, entre los nombres que también ocupan un lugar significativo dentro del teatro paraguayo contemporáneo deben figurar, entre otros: los autores y críticos José Luis Appleyard, Ramiro Domínguez y Ezequiel González Alsina; el actor, autor y ensayista Manuel E. B. Argüello; y más recientemente, el crítico y director Agustín Núñez y la dramaturga y guionista teatral Gloria Muñoz, quienes llevaran a escena (bajo la dirección de aquél y la adaptación teatral de ésta), con gran éxito de público (1991), una versión teatral de Yo el Supremo (1974), la novela más conocida de Augusto Roa Bastos.

[editar] Deporte

Artículo principal: Deporte en Paraguay

[editar] Economía

Artículo principal: Economía de Paraguay

Paraguay tiene una economía de mercado caracterizada por la amplitud de la economía sumergida. La economía sumergida destaca tanto en la re-exportación a países vecinos de bienes de consumo importados como en las actividades de miles de microempresas y vendedores callejeros urbanos. A causa de la importancia de la economía sumergida, las medidas económicas exactas son difíciles de obtener. Un porcentaje grande de la población saca su vida de la actividad agrícola, tratándose a menudo de actividades de subsistencia.

La economía formal creció un promedio aproximadamente del 3 % anual entre 1995 y 1997, pero el PIB disminuyó ligeramente en 1998, 1999, y 2000. La renta por cápita se ha estancado en los niveles de 1980. La mayor parte de observadores atribuyen el pobre desarrollo de la economía de Paraguay a la incertidumbre política, la corrupción, la carencia de progresos de reforma estructural, la sustancial deuda (interna y externa), y las deficientes infraestructuras.

Podemos comentar esto diciendo que en realidad la deuda externa no es grande. La falta de reformas es un hecho fundamental y se debe especialmente al hecho de que las grandes empresas públicas (comunicaciones, electricidad, agua, cemento, refinería y distribución de combustibles) se mantienen como estructuras prebendarias de soporte político para el Partido Colorado en el gobierno.

Uno de los más graves problemas de la economía paraguaya es el contrabando. No obstante los insistentes reclamos de países vecinos, el contrabando ha llegado a niveles realmente bochornosos para el país. He aquí un ejemplo: se calcula que de cada cinco automóviles que circulan por las calles de Paraguay, tres fueron robados en Argentina o Brasil.

Sus ciudades más pobladas son Asunción con 630,000 habitantes, seguida de Ciudad del Este con 350,000 habitantes, San Lorenzo 130,000 habitantes, Lambaré 124,000 habitantes, Fernando de la Mora 117,000 habitantes, Encarnación 102,000 habitantes, Luque 107,000 habitantes y Pedro Juan Caballero 100,000 habitantes.

[editar] Véase también

[editar] Enlaces externos

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Paraguay"

AEVAV Ceav FETAVE GRUPO EUROPA Grupo L&T Grupo Sercom Team Group Travel Advisors Guild UNAV ¿Y SI VIAJAS? Zafiro Tours Mx